Blog

Visitar el volcán de La Palma
3 Nov

Visitar el volcán de La Palma

El pasado 19 de septiembre hizo erupción en La Palma un volcán todavía sin nombre que ha causado gran destrucción en la zona suroeste de la isla y que aún no tiene visos de detenerse. Para todos aquellos viajeros que se estén preguntando si es un buen momento para viajar a La Palma, ya sea por el volcán o a pesar de él, pueden resultar útil estás indicaciones.

Se puede viajar a La Palma con normalidad

Para empezar, tenemos que recordar que no toda la isla de La Palma está afectada por la erupción. Tan solo un 8% de la isla se encuentra inaccesible, ya sea por la destrucción ocasionada por la lava o por las restricciones de seguridad en la zona de exclusión.

En el resto de La Palma, se encuentran accesibles sin restricciones los principales atractivos turísticos de la isla como el Roque de los Muchachos, la Caldera de Taburiente, los volcanes del Teneguía y San Antonio, la Reserva de los Tilos, el centro histórico de Santa Cruz… Y por supuesto muchas de sus playas más conocidas como Los Cancajos, Nogales, Bajamar o las piscinas naturales del Charco Azul.

Además, la gran mayoría de los establecimientos hosteleros de la isla siguen abiertos con normalidad, por lo que es posible alojarse en los hoteles y casas rurales, y disfrutar de la gastronomía palmera en sus restaurantes.

En las zonas no afectadas por el volcán sólo hay algunas circunstancias a tener en cuenta:

La ceniza: 

Según la dirección del viento, la ceniza que expulsa el volcán puede llegar a otros municipios de la isla. Para no llevar a confusión, no se trata de una ceniza como la que podemos ver en una hoguera, sino que se asemeja más a la arena negra que podemos ver en la playas volcánicas de Canarias.

Si la cantidad de ceniza es abundante, las autoridades recomiendan utilizar mascarillas ffp2 para evitar respirar partículas, en especial si se quiere barrer o limpiar la ceniza acumulada. 

La dispersión de la ceniza hacia el este de la isla puede provocar que las líneas aéreas cancelen algunos de sus vuelos con La Palma por precaución, por lo que es muy recomendable consultar el estado del vuelo, y confirmar si la aerolínea tiene posibilidad de trasladar a los pasajeros en ferri en caso de que el vuelo sea desviado a Tenerife.

Los temblores:

Los pequeños seísmos asociados a la erupción volcánica suelen ser leves y no percibidos por la población, pero en algunos casos sí llegan a magnitudes de entre 3 y 5 grados, que pueden ser sentidos como pequeñas vibraciones, en especial cuando nos encontramos inmóviles en espacios interiores. Estos temblores se están produciendo a una gran profundidad y según los expertos del Instituto Geográfico Nacional son normales y no entrañan ningún riesgo.

Visitar el volcán de La Palma

La zona afectada por el volcán, ya sea por la destrucción de la lava o las evacuaciones preventivas, se sitúa en la zona suroeste de la isla, entre los municipios de El Paso, Los Llanos de Aridane y Tazacorte, y aunque no es posible visitarla por razones obvias, sí es posible observar el volcán desde distintos puntos cercanos.

Sin embargo, debemos recordar en todo momento que nos encontramos ante una situación de emergencia y una catástrofe natural de consecuencias trágicas para muchas personas, por lo que la primera norma para cualquier visitante debe ser cumplir con las órdenes y recomendaciones de las autoridades y los servicios de emergencia y respetar y ayudar en lo posible a los afectados.

Los miradores del volcán:

El volcán puede observarse a simple vista poco después de atravesar el túnel de la cumbre, y es visible en muchos puntos de la carretera LP3, pero no se debe parar en lugares no permitidos para no provocar accidentes ni entorpecer las labores de los servicios de emergencia, de igual manera que ni siquiera se debe acceder por esta carretera si las autoridades deciden restringirla a residentes y trabajadores.

En esta carretera hay puntos como los aparcamientos del restaurante La Cascada o del Centro Comercial del Mueble desde donde se puede ver una perspectiva lateral del cono volcánico y observar sus distintas bocas.

Sin embargo, el mirador más conocido es el de la plaza de la iglesia de Tajuya, desde donde emiten la mayoría de televisiones. Durante el Puente de Todos los Santos, el Cabildo de La Palma puso en marcha una guagua gratuita para que aquellos que desean ver el volcán puedan llegar hasta aquí sin entorpecer la carretera con su vehículo privado. Si esta medida se mantiene en el tiempo, deberá ser el único modo de acceso para los visitantes.

Otros puntos destacados son el Mirador del Time, y el Mirador de la Punta, ambos en Tijarafe y desde donde se puede observar una panorámica completa de la erupción, desde el cono volcánico hasta el terreno ganado al mar por la lava.

Un último punto de interés puede ser el Puerto de Tazacorte, desde donde puede observarse mejor esa fajana o delta de lava en el mar, siempre que esté abierto al público.

Las precauciones a tener en cuenta:

Es un punto obvio, pero no todos lo cumplen: no se debe acceder a las zonas restringidas bajo ningún concepto para evitar ponerse en peligro a sí mismos y a los profesionales que deban rescatarlos. Algunas imágenes y retransmisiones de periodistas o de turistas pueden dar una sensación falsa de seguridad, pero hay que recordar la inhalación de gases tóxicos en las cercanías de las coladas puede ser mortal. 

Aunque la mayoría de los días la calidad del aire es óptima, esto puede cambiar si se da una inversión térmica que impide que el humo se disperse, o en las ocasiones en que la lava ha alcanzado el mar o quemado instalaciones con productos tóxicos.

Se debe estar atento, una vez más, a las indicaciones de las autoridades para protegerse correctamente, ya sea con mascarillas, con gafas protectoras o simplemente evitando acercarse a la zona cuando no esté permitido y disfrutar del resto de lugares de La Palma.

Abrir chat
Si necesitas más información, escríbenos